Dirección General de Asuntos internacionales

Menu
Noticias
En el marco de PreVisiones Sonoras, en Michoacán

Música para Tejidos Conectivos, performance de Nicolás Varchausky, se presenta en el CMMAS

30 de julio de 2015

  • El concierto forma parte del Festival Internacional de Música y Nuevas Tecnologías Visiones Sonoras XI

Música para Tejidos Conectivos es una versión en formato concierto de la composición que Nicolás Varchausky realizó para la puesta de danza Duramadre, del grupo KM29, dirigido por Juan Onofri Barbato, que se presentará el próximo 31 de julio a las 20:00 horas en el Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras (CMMAS) en el marco del ciclo de conciertos PreVisiones Sonoras.

Se trata de un proyecto que el compositor argentino explica como un performance que involucra, durante 50 minutos, un sistema de producción sonora que funciona a partir de la generación de acoples entre micrófonos y parlantes (aparato usado para convertir impulsos eléctricos en sonido) y el procesamiento de esos acoples en vivo con una computadora, utilizando al mismo tiempo su cuerpo como si fuera una antena para transformar y generar sonidos.

“Los acoples son sonidos que normalmente se evitan porque se perciben como errores. Un buen sonidista siempre evitará que se generen acoples. En mi caso ocurre lo contrario, los utilizo como materia prima para componer algo más rico y complejo”, detalló el artista sonoro y docente-investigador que cuenta con un repertorio de obras que van de la electroacústica a lo instrumental, de lo interactivo al performance, música para teatro y danza.

Nicolás Varchausky agregó que lo difícil no es generar los acoples, eso es algo sencillo; la dificultad es controlarlos y modificarlos, porque requiere de mucho trabajo y ensayo de prueba y error para lograr que ese acople se transforme y materialice los estremecimientos de un cuerpo en vibración constante.

La música de esta pieza fue compuesta e interpretada al utilizar un set de acoples generado con cuatro micrófonos y cuatro altavoces que son procesados digitalmente. No se utilizan sonidos pregrabados ni sensores de ningún tipo. Todos los materiales se producen en directo.

Nicolás trabaja con feedback como materia sonora desde hace tiempo, pero en Duramadre es la primera vez que vincula esta praxis con la danza y en interacción con otros. En su performance el cuerpo y lo gestual son elementos esenciales.

“Me interesaba mucho que el cuerpo estuviera involucrado en la  producción y transformación de ese sonido electrónico, por eso la cuestión del performance se vuelve central, de hecho, si no está el cuerpo en escena, el sonido no se produce o transforma, esa es la esencia del proyecto”.

El artista además precisó que durante la primera mitad del concierto el performance está mayormente inmóvil al generar y modular los sonidos desde la computadora, mientras en la segunda parte el artista se desplaza por el escenario para que a partir de su propio movimiento encuentre nuevos sonidos.

La creación de Música para Tejidos Conectivos, abundó, se dio con la participación de los procesos de ensayo de la coreografía, a medida que ellos encontraban movimientos o situaciones, él estaba presente localizando sonidos, estructuras o recreaciones sonoras o musicales, “trabajamos a la par en el ensayo, lo cual ayuda mucho porque estábamos todos pensando, desarrollando, proponiendo y discutiendo; fue mucho más ágil, más trabajo, pero creo que el resultado es mejor”.

Duramadre estuvo de gira en invierno pasado por Bélgica, Holanda y México, donde se realizaron 60 funciones; para este año se tiene programada una nueva gira.

“La coreografía es una propuesta intensa, emotiva y abstracta, lo cual es muy interesante, típicamente uno cree que lo abstracto no es tan emotivo, pero en este caso realmente la gente queda conmovida. De hecho la duramadre es un tejido conectivo que recorre gran parte de nuestro cuerpo y tiene que ver con los vínculos sensibles y nerviosos entre músculos y piel”, recalcó Nicolás Varchausky, artista con sólida formación académica quien cuenta con un doctorado en Digital Arts and Experimental Media, University of Washington, Seattle, EU en 2015.

Nicolás Varchausky es compositor, artista sonoro y docente-investigador de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ). Su producción artística investiga las relaciones posibles entre sonido, espacio, memoria y palabra hablada en contextos tecnológicos, e incluye obras electroacústicas, instrumentales, performance y piezas de arte sonoro, instalaciones interactivas y proyectos interdisciplinarios en espacios públicos.

Además ha presentado su material en Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Croacia, España, Inglaterra, Italia, México, Uruguay y Estados Unidos, lo que le ha permitido colaborar con diversos músicos, artistas y directores, como Rafael Spregelburd, Robyn Schulkowsky, Lux Lindner, The Jack Quartet, Federico León, Juan Pampin, Lukas Kühne, Javier Daulte, Julián d’Angiolillo, Alejandro Tantanian, Eduardo Molinari y Jorge Lavelli.

Actualmente dirige el sello virtual de música experimental Inkilino Records y la colección de Arte Sonoro de la Editorial de la UNQ. Entre otros premios, su trabajo obtuvo Mención Honorífica en el Prix Ars Electrónica y el Germaine Derbecq otorgado por la Asociación Argentina de Críticos de Arte; ha sido beneficiado por el Fondo Nacional de las Artes, Instituto Goethe, Eurokaz Festival FIBA, Ingenuity Festival, Fundación Antorchas y Universidad de Buenos Aires.



AJR

México,Distrito Federal

Educación artística

Sitios de interés

Transparencia

Sitios de gobierno