Imagen de portada
 
 

19 de Febrero de 2010

 


NOTA DEL ESTADO DE MICHOACÁN

QUETA NAVAGÓMEZ PRESENTÓ EL TIGRE DEL NAYAR
 


La autora obtuvo el Premio Nacional de Novela José Rubén Romero 2008.

Primero la leyenda de bandolero, y después el papel que jugó como líder de los pueblos indígenas de Nayarit, fueron algunas de las razones que llevaron a la escritora Queta Navagómez a escribir El tigre del Nayar, con la cual resultara ganadora del Premio Nacional de Novela José Rubén Romero 2008 y que fue presentada en la XXXI Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

Cabe mencionar que dicha publicación, que fue editada por la Secretaría de Cultura de Michoacán (SECUM), la Universidad Autónoma de Nayarit, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y Editorial Jus, versa sobre la vida de Manuel Lozada, conocido como El Tigre de Álica quien se alió al imperio de Maximiliano y enfrentó a caciques y liberales, entre ellos el General de División Ramón Corona Madrigal, quien nunca pudo derrotarlo por completo.

Ante un auditorio lleno, esta obra fue comentada por el escritor mexicano, profesor y coordinador de talleres literarios Alberto Chimal, por el ensayista, poeta, editor y crítico Federico Corral Vallejo, así como por la autora. 

En concreto Alberto Chimal resalto las razones por las que le gustó El tigre del Nayar, primero que ofrece al lector la posibilidad de acercarse y conocer a Manuel Lozada y su importancia, tomando en cuenta el contexto en que vivió y la forma como su actuar también afectó e influyó en la vida de otras muchas personas, es decir que trascendió.

En este sentido Chimal expresó que la memoria se forma a través de los sucesos  consignados o contados por otras personas y   que de una u otra forma, nuestros actos pueden afectar a terceros.

Otro aspecto resaltado por Chimal  es que en todas partes, la plenitud de la existencia  es la misma y se refleja en los cambios que se presentan de manera cotidiana, diaria.

Punto principal abordado  por el también escritor  fue el relativo a que Queta Navagómez logra tender un puente con el lector, lo que permite a ambos adentrarse en un proceso de interiorización, ya que los personajes son posibilidades de lo humano.

Para finalizar, Alberto Chimal remarcó que éste no es un libro de coyuntura dados los festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario del Revolución, asegurando que El tigre del Nayar puede y debe ser leído en cualquier momento y lugar.

Por su parte Federico Corral Vallejo habló sobre el tiempo invertido por la autora en este trabajo editorial con el cual, dijo, empieza a disfrutar del lugar que merecía desde hace muchos años.

Para situar a los asistentes en el ambiente que se narra en esta novela histórica en la que se mezcla la realidad con la ficción, Corral Vallejo leyó algunos pasajes de El tigre del Nayar para dar paso a un texto que había preparado para la ocasión titulado El tigre: bandido o héroe?, en el cual resalta los hechos verídicos retomados por la autora, previa investigación documental y de campo que se combinan con otros personajes ficticios.

Agregó que al trasladar a Manuel Lozada en el espacio y en el tiempo hasta la sociedad actual jugaría el papel de un líder a favor de los derechos humanos dada su camaleónica personalidad.

Al hablar de su calidad narrativa, Corral Vallejo opinó que El tigre del Nayar es digna de llevarse al séptimo arte, al hablar sobre el hecho histórico relativo a la unificación de los pueblos asentados en lo que entonces era el Séptimo Cantón de Jalisco, mismos que en su momento lucharon por sus derechos.

Agregó el ensayista que a Manuel Lozada se le debe en gran parte la conformación del distrito de Tepic y si bien en esta novela hay elementos como el amor con la aparición de personajes como Doloritas González Torres, primer amor del protagonista, de Eligia Montes con quien se desposó, y de Leonor a la cual amó hasta la muerte, también se habla de traición concretamente por parte de Domingo Nava, de venganzas y dolor.

Prosigue Corral Vallejo que, contrario a lo que pudiera pensarse acerca de que Manuel Lozada era un asesino, éste rechazó la idea de matar a Benito Juárez tal como se lo propusiera Porfirio Díaz, lo que permite percibir que de bandido se convirtió en un protector de los pueblos indígenas, quienes lo eligieron para tal fin en la defensa de sus tierras y propiedades.

Por lo anterior, acotó  Federico Corral, El tigre del nayar puede instalarse entre las grandes novelas históricas al lado de obras como El otoño del patriarca de Gabriel García Márquez.

Para finalizar, el presentador indicó que lo valioso de este texto es que Queta Navagómez se empeña en rescatar personajes históricos del pueblo nayarita.    

Finalmente Queta Navagómez, quien estuvo acompañada por familiares y amigos explicó que esta novela le llevó 6 años de trabajo , en los que muchas de las veces se vio impedida de consultar archivos o documentos ubicados en bibliotecas o acervos de instituciones o dependencias de gobierno, lo que no la detuvo para proseguir y observar que de bandolero, Manuel Lozada de transformó en un precursor del agrarismo creando nuevas formas de organización al interior de las comunidades.

En este sentido la autora, quien cuenta con la licenciatura en Educación Física, agradeció el apoyo brindado por la Universidad de Nayarit al extenderle un documento que avalara la investigación sobre la cual descansa el desarrollo de la novela.  

Nacida en enero de 1954 en Bellavista, Nayarit, Queta Navagómez es licenciada en Educación Física. Escribe cuento, poesía y novela.

Ha obtenido diversos premios de literatura, entre ellos el Nacional Bienal de Poesía Alí Chumacero en 2003-2004 y el Nacional de Cuento Álica ,

Es egresada de la XXXV generación de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM).

 

Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en los Estados

Av. Paseo de la Reforma 175 piso 14 Col. Cuauhtémoc 06500 Del. Cuauhtémoc