1 de noviembre de 2007

 
 

ESTADO DE MÉXICO

             
mm
 

NARRADORES DEL ESTADO DE MEXICO CELEBRAN SU ENCUENTRO EN VALLE DE BRAVO

    --
     
 
 
       
  x x

 

-Por la tarde del martes, concluyó la segunda ronda de lecturas y comentarios sobre la narrativa en la entidad

-Alberto Chimal, Eduardo Osorio y Eduardo Villegas, entre los más aplaudidos

Con la participación de un segundo bloque de escritores integrado por Carmen Rosenzweig, Eduardo Villegas, Eduardo Osorio, Moisés Zurita, Zaid Jiménez y Alberto Chimal, se llevó a cabo, dentro del Festival de las Almas, el Encuentro de Narradores de Dos Valles: Estado de México y D.F., celebrando un acontecimiento del todo interesante en el Museo Joaquín Arcadio Pagaza, ya que durante su realización se compartieron diversos puntos de vista acerca del trabajo literario tanto del Valle de Toluca, como del Valle de México.

La temática, las técnicas narrativas y la problemática en que se encuentran inmersos estos creadores, fue la parte medular del encuentro, cuya segunda ronda tuvo una concurrencia nutrida y muy entusiasta, que incluso solicitó a uno de los participantes, Alberto Chimal, en diversas ocasiones que continuara la lectura de sus cuentos. Lo que hoy en día se publica, ha comenzado a dar frutos en el gusto de las jóvenes generaciones, quienes a pesar de no tener una cultura de la lectura, en esta ocasión dieron muestra de una aceptación por lo mejor de nuestra literatura. 

Por ello, fragmentos de relatos de autores como Alberto Chimal, Eduardo Osorio y Eduardo Villegas fueron recibidos con una reacción cálida. Son textos que, como el mismo Osorio define, “buscan provocar el vértigo narrativo, el vértigo basado  en la imagen que sorprende al lector en el momento menos esperado”. 

En la segunda parte del Encuentro, también algunas de las opiniones acerca del desarrollo actual de la narrativa en nuestro Estado fueron expresadas en el foro. Por un lado, Eduardo Osorio, Alberto Chimal  y Carmen Rosenzweig, hablaron de su experiencia en el Valle de Toluca, y por el otro, Eduardo Villegas, Zaid Jiménez y Moisés Zurita, confrontaron sus puntos de vista, como representantes del movimiento generado en la región oriente, es decir, al otro lado de Distrito Federal, en municipios como Nezahualcóyotl, Naucalpan, Axapusco y Nepantla.

Alberto Chimal, escritor originario de Toluca y que radica en la ciudad de México, expresó que desde su perspectiva el actual desarrollo de la narrativa en nuestro estado “es más pujante de lo que ha sido nunca, por lo menos en los últimos veinte años; pues hay una gran cantidad de propuestas y sobre todo hay muchas que están resistiéndose a ese influjo que sufren los escritores del estado para separarse de su propio contexto e irse a buscar fortuna en otro lado, que es algo que pasaba con excesiva frecuencia, tal vez; pero ahora menos. Y eso me parece muy alentador, porque de algún modo permite combatir el centralismo (que es un problema serio que todavía tenemos), y por el otro, permite el desarrollo de una literatura más diversa, que no esté nada más preocupada por complacer a la capital.

En particular, Alberto Chimal habló tajante sobre el problema que enfrentan los escritores mexiquenses porque no terminan de ser aceptados en la actualidad. “Nuestra propia mentalidad agachona y sumisa que se deriva de haber vivido en una cultura autoritaria durante tantos siglos, a veces nos impide ver realmente lo creativos que somos, es decir, nosotros, no sólo los que estamos reunidos ahora aquí, sino decir nosotros es referirnos a todos. No sólo quienes nos especializamos en el trabajo de la escritura. El escritor no es un espíritu iluminado, es un especialista en palabras y ya. Al igual quienes asumen cualquier otra  especialidad, de pronto descubren su propia creatividad, su propia voz, su capacidad de pensar y  de imaginar”.   

Por su parte, Eduardo Villegas, de Chimalhuacán, quien desarrolla su actividad como escritor y editor de la revista Cofradía de los Coyotes, en ciudad Nezahualcóyotl, dijo acerca de este tipo de encuentros  “que tienen muy buenos resultados, ya que reunirse de vez en cuando, como en este Festival de las Almas, nos hace coincidir con una serie de generaciones de narradores del estado. Porque Emma Mauricio Moreno y Carmen Rosenzweig nos marcan pauta en estilos y estrategias, y sobre todo de convicción, para el trabajo. Y por supuesto, con autores muy jóvenes y sumamente talentosos como Alberto Chimal, Zaid Jiménez y Moisés Zurita, lo que nos permite valorarnos de otra manera. Muchos de nosotros traemos material, textos que no hemos publicado. El hecho de confrontar éstos, o poner atención en ellos nos enriquece, y hace que, por ejemplo, el día de hoy, observemos la acción y la reacción del público, porque nos marca el tipo de temas que se prefieren y se interactúa con nosotros como creadores”.

A su vez, Eduardo Osorio, nacido en Toluca y autor de libros como El año que se coronaron los diablos, manifestó su fe en que los noveles escritores conviertan este ambiente hostil en uno más participativo y fructífero. “Hoy, dijo, en el mundo el libro está a la defensiva, frente al avasallamiento de la imagen, a través de la televisión, el internet y el cine. Creo que esto ha generado una pérdida de los paradigmas de la literatura… Pero sí creo, porque lo observo, que existe un movimiento muy vigoroso de la imaginación, de la poesía en pequeños sectores del país, y pienso que pronto alguno de esos poetas nos replanteará los paradigmas”, finalizó.

 

 

 

 

 

x